sábado 25 de mayo 2024
Tendencias

Advertencia de Investigadores: Chile se Acerca a una Crisis Hídrica sin Precedentes

Advertencia de Investigadores: Chile se Acerca a una Crisis Hídrica sin Precedentes
Por Sala de redacción
abril 16, 2024 - 18:17

La combinación de sequía y cambio climático ha desencadenado una grave crisis hídrica en Chile, planteando un escenario alarmante: la posibilidad de que el país se quede sin reservas de agua.

Un informe elaborado por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia CR2 de la Universidad de Chile ha advertido sobre la situación en la zona central del país, donde la principal fuente de abastecimiento es el agua fresca superficial, y donde se observan altos índices de estrés hídrico.

Este panorama permite vislumbrar la cercanía de un «día cero», el momento en que la demanda de agua supera la disponibilidad. Según el informe «Seguridad hídrica en Chile: Caracterización y perspectivas de futuro», los usos de aguas superficiales y subterráneas están al límite o superan la disponibilidad hídrica en cuencas del centro-norte de Chile, generando impactos socioeconómicos y ecológicos.

¿Cuándo podría Chile quedarse sin agua? Las estimaciones sugieren que el país podría aproximarse al «día cero absoluto», donde se agotan tanto las fuentes superficiales como las reservas subterráneas, en un plazo mínimo de 50 años.

La coordinadora de la investigación, Camila Álvarez, explicó que «si consideramos los usos actuales de agua en la cuenca y una proporción de uso subterráneo con respecto al uso total entre 30 y 65%, el tiempo para agotar el acuífero sería de entre 50 y 200 años».

En un escenario adverso de menor disponibilidad hídrica y mayor uso del agua, es probable que la mayoría de las cuencas del centro y norte de Chile experimenten niveles altos y extremos de estrés hídrico de forma permanente hacia mediados de este siglo, según Álvarez.

Mirando hacia el futuro, la situación es aún más preocupante. Álvarez señaló que «hacia fines del siglo XXI se proyectan condiciones similares a aquellas de la megasequía, pero de forma permanente, con disminuciones de precipitación cercanas a un 30% y una menor capacidad de almacenamiento de nieve en los Andes».