viernes 24 de mayo 2024
Tendencias

¿Por qué me despierto agotado a pesar de dormir lo suficiente?.

¿Por qué me despierto agotado a pesar de dormir lo suficiente?.
Por Sala de redacción
febrero 28, 2024 - 15:16

Un 47% de personas afirma sentirse agotado, mientras que más de la mitad (55%) experimenta estrés a diario. Asimismo, un 41% reconoce tener dificultades para conciliar el sueño, según un reciente estudio de la firma española Be Levels, basado en una muestra de 2,300 encuestados. ¿Qué factores contribuyen a esta generalizada problemática y qué medidas podemos tomar para mejorar nuestra calidad de sueño?

El sueño es esencial para el bienestar humano. Así como comemos para nutrirnos y vivir, durante el sueño se consolida la memoria, se recuperan los músculos y la piel se regenera. La falta de descanso puede derivar en problemas de salud que limitan nuestra capacidad de disfrutar la vida al máximo.

El Doctor Jesús Porta-Etessam, licenciado en medicina y cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y Jefe de Sección de Neurología en el hospital Clínico San Carlos de Madrid, desmitifica la creencia de que el descanso depende de la cantidad de horas dormidas. Explica que durante la fase REM del sueño, el cerebro y el organismo se revitalizan, mientras que el sistema glinfático limpia los desperfectos cerebrales. Por lo tanto, la calidad del sueño es más relevante que la duración.

No todas las personas requieren la misma cantidad de horas de sueño. Algunos se sienten descansados con pocas horas, mientras que otros necesitan más. Además, nuestras necesidades de sueño cambian a lo largo de la vida, disminuyendo conforme envejecemos.

El doctor señala que factores fisiológicos y patológicos influyen en la calidad del sueño. Los espasmos musculares, la falta de oxígeno debido a las apneas y el calor son ejemplos de situaciones que pueden perturbar el descanso. Además, el estrés, la ansiedad y la depresión pueden causar despertares nocturnos, afectando la calidad del sueño.

Respecto a las siestas, hay opiniones encontradas sobre su conveniencia. Si se realizan, deben ser cortas, ya que las siestas prolongadas pueden interferir con el sueño nocturno. Es importante evitar el uso de pantallas antes de dormir, mantener horarios regulares de sueño, evitar comidas copiosas antes de acostarse y hacer ejercicio moderado durante el día para mejorar la calidad del sueño.