sábado 25 de mayo 2024
Tendencias

Los milenarios moáis de Rapa Nui, a la deriva

Los milenarios moáis de Rapa Nui, a la deriva
Por Sala de redacción
abril 8, 2024 - 10:28

El feroz incendio de octubre de 2022 en el núcleo de Rapa Nui, específicamente en la cantera del cráter volcánico Rano Raraku, donde los antiguos isleños tallaron los majestuosos moai, ha destacado la progresiva degradación que están experimentando estas antiguas estatuas. A un año y medio del devastador incendio que afectó a más de 350 piezas arqueológicas, incluyendo 22 moai con «graves alteraciones», la comunidad indígena Mau Henua, encargada del Parque Nacional Rapa Nui, se encuentra en proceso de implementar un proyecto de conservación y limpieza, enfocado en unas diez piezas afectadas, cinco de ellas figuras ancestrales en piedra. El alcalde de Rapa Nui, Pedro Edmunds, advierte sobre la urgencia de establecer un plan nacional de conservación, señalando que de lo contrario, los moáis se degradarán y desaparecerán en poco más de 100 años.

El incendio, que afectó especialmente a los moai de Rano Raraku, impidiendo su visualización desde los senderos turísticos, fue un desafío enorme de control debido a la inaccesibilidad del terreno para los camiones de bomberos. Para la comunidad de Rapa Nui, los moai no son simplemente estatuas, sino que representan una conexión espiritual con sus antepasados, ya que solían colocar algunos restos mortales debajo de los moai para que el espíritu de la persona siguiera viviendo.

La UNESCO lideró un proyecto de emergencia después del incendio para evaluar la conservación de los moai y otras estructuras arqueológicas afectadas. Se identificaron 350 piezas dañadas, siendo los factores climáticos y hídricos los más dañinos para los moai. La arqueóloga Merahi Atam destaca la fragilidad de la toba lapilli, la roca con la que se tallaron los moai, y señala la importancia de protegerlos adecuadamente para evitar su deterioro.

El cambio climático está acelerando la degradación de las piezas arqueológicas, con marejadas que causan deslizamientos y erosión en las costas de la isla, y lluvias intensas que erosionan las estructuras. Nancy Rivera, del Parque Nacional Rapa Nui, destaca la necesidad de tomar medidas para proteger los moai y su entorno.

El plan de conservación cuenta con un presupuesto de 90 millones de pesos y se espera que se financie también con los ingresos obtenidos del turismo en el parque. Es fundamental la intervención del Estado para garantizar la conservación a largo plazo de este invaluable patrimonio cultural de la humanidad.