martes 28 de mayo 2024
Internacional

Estados Unidos aumenta aranceles al 100% a importaciones de autos chinos en una nueva escalada de tensiones comerciales

Estados Unidos aumenta aranceles al 100% a importaciones de autos chinos en una nueva escalada de tensiones comerciales
Por Sala de redacción
mayo 14, 2024 - 19:07

Una nueva etapa de la tensión comercial entre Estados Unidos y China se inicia con la decisión de la Casa Blanca de incrementar drásticamente los aranceles a las importaciones de autos eléctricos provenientes del gigante asiático. Esta medida, que eleva los aranceles del 25% al 100%, forma parte de una estrategia más amplia destinada a proteger a la industria estadounidense de vehículos eléctricos de las prácticas comerciales consideradas desleales por parte de China, según declaraciones de la Casa Blanca.

El objetivo principal es salvaguardar el crecimiento de la incipiente industria estadounidense de vehículos eléctricos, que recientemente ha recibido un impulso significativo a través de subvenciones federales. La preocupación radica en evitar que la competencia china, con sus precios artificialmente bajos, afecte el mercado estadounidense y obstaculice el desarrollo de empresas locales.

Además de los autos chinos, la Casa Blanca ha aumentado los aranceles a otros productos clave, incluyendo placas solares, baterías de litio, semiconductores y grúas portuarias. Estas medidas se basan en acusaciones de prácticas desleales por parte de China, como el robo de propiedad intelectual y el control de una parte importante de la producción mundial de componentes críticos.

La respuesta de China a estos aranceles no se ha hecho esperar, criticando duramente la postura de Washington y argumentando que estas medidas solo dañarán a los consumidores de ambos países. Esta escalada de tensiones comerciales entre dos de las mayores potencias mundiales podría tener un impacto significativo en la economía global, dado que ambos países son actores clave en el comercio internacional.

Sin embargo, estas decisiones también han generado críticas dentro de Estados Unidos, con algunos expertos advirtiendo sobre posibles efectos negativos en la economía estadounidense, como el encarecimiento de productos y el aumento de la inflación.

En medio de esta guerra comercial, el futuro de la industria tecnológica y automotriz mundial se vuelve incierto. Las decisiones tomadas por Estados Unidos y China en los próximos meses tendrán repercusiones importantes en estas industrias y en la economía global en su conjunto.