domingo 16 de junio 2024
Tecnología

Hallazgo en Groenlandia: Virus Gigantes Podrían Alterar el Rumbo del Deshielo Ártico

Hallazgo en Groenlandia: Virus Gigantes Podrían Alterar el Rumbo del Deshielo Ártico
Por Sala de redacción
junio 7, 2024 - 21:46

El cambio climático ha colocado a Groenlandia en el centro de la atención, pero un reciente descubrimiento ha dejado atónitos a los científicos: virus gigantes podrían estar ocultos en el hielo ártico, y podrían tener un impacto crucial en el proceso de deshielo.

Este asombroso hallazgo fue revelado en un estudio publicado en la revista Microbiome, marcando la primera vez que se encuentran virus de esta magnitud en el hielo y la nieve ártica. Estos virus, invisibles al ojo humano pero colosales en comparación con otros microorganismos, pueden medir hasta 2.5 micrómetros y contienen un genoma enorme, con aproximadamente 2.5 millones de pares de bases.

Investigadores de la Universidad de Aarhus, liderados por la becaria postdoctoral Laura Perini, realizaron la recolección de muestras en varios hábitats dentro de la capa de hielo de Groenlandia. Mediante análisis de ADN y ARN, confirmaron la presencia activa de estos virus. Los primeros resultados sugieren que estos virus árticos podrían tener la capacidad de frenar el deshielo al regular el crecimiento de algas y mitigar su impacto.

Estos virus coexisten con algas pigmentadas que proliferan en la superficie de los glaciares, oscureciendo el hielo y disminuyendo su capacidad para reflejar la luz solar.

«Descubrimos estos virus analizando todo el ADN en nuestras muestras. Al buscar genes marcadores específicos en este vasto conjunto de datos, encontramos secuencias con una gran similitud con virus gigantes conocidos», explicó Perini en su estudio.

Para garantizar que el ADN viral provenga de virus vivos y activos, en lugar de microorganismos muertos, los investigadores también extrajeron todo el ARN de las muestras. Si las secuencias de ADN se activan y se transcriben en ARN, el virus está activo.

A pesar de este descubrimiento emocionante, los científicos esperan que futuras investigaciones revelen más sobre las interacciones de estos virus y su papel en el delicado ecosistema ártico.