viernes 24 de mayo 2024
Economía Internacional

La economía china continúa enfrentando desafíos: la inversión extranjera registra su menor ritmo en 30 años.

La economía china continúa enfrentando desafíos: la inversión extranjera registra su menor ritmo en 30 años.
Por Sala de redacción
febrero 19, 2024 - 17:35

La inversión directa de los negocios extranjeros en China aumentó en 2023 en unos US$33.000 millones, según la Administración Estatal de Divisas (SAFE). Sin embargo, esta cifra representa el ritmo más bajo en los últimos 30 años, según informes de la prensa económica. La SAFE reveló el domingo los pasivos de inversión directa en su balance de pagos, indicando una caída del 82 % en términos interanuales, alcanzando su nivel más bajo desde 1993, según Bloomberg.

Economistas señalan que los datos del Ministerio de Comercio en enero mostraron una disminución del 8% interanual en la nueva inversión extranjera directa en China, llegando a su mínimo en tres años. Esta tendencia podría reflejar cambios en los beneficios de las empresas extranjeras o en el tamaño de sus operaciones en China. Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), los beneficios de las firmas industriales foráneas disminuyeron un 6,7 % interanual en 2023.

Bloomberg reporta que las empresas extranjeras están retirando su capital del país debido a tensiones geopolíticas crecientes y tipos de interés más altos en otras regiones. Mientras China ha reducido sus tasas de interés para estimular la recuperación económica posterior al «cero covid», estas medidas no han sido tan efectivas como se esperaba, lo que ha llevado a la salida de capitales extranjeros.

Por otro lado, destaca la inversión de empresas alemanas en China, que alcanzó casi US$13.000 millones el año pasado, marcando la cifra más alta registrada según el Instituto Económico Alemán. Sin embargo, la economía china enfrenta desafíos como la baja demanda nacional e internacional, riesgos de deflación, estímulos insuficientes y una crisis inmobiliaria sin resolver, lo que ha afectado la confianza en el sector privado.

Ante este panorama, las autoridades chinas han reafirmado su compromiso con una mayor apertura económica, prometiendo reducir las restricciones a la inversión extranjera y crear un entorno empresarial más orientado al mercado y basado en reglas internacionales. Este fin de semana, el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, reiteró esta postura en un intento por restaurar la confianza de las empresas extranjeras en el mercado chino.