sábado 25 de mayo 2024
Internacional Tendencias

Nuevas medidas en Austria: Ahora se pueden incautar y subastar los autos que excedan los límites de velocidad.

Nuevas medidas en Austria: Ahora se pueden incautar y subastar los autos que excedan los límites de velocidad.
Por Sala de redacción
marzo 4, 2024 - 16:05

Austria ha decidido tomar medidas drásticas contra los conductores que desafían los límites de velocidad, poniendo en peligro tanto sus vidas como las de quienes los rodean. Para combatir esta conducta imprudente, el país europeo ha implementado una nueva normativa de tráfico que no solo impone multas severas a los infractores, sino que también contempla la posibilidad de confiscar sus vehículos, dependiendo de la gravedad de la falta.

Esta modificación a la normativa de tránsito fue aprobada a mediados del año pasado y entró en vigor el 1 de marzo pasado. El nuevo cuerpo legal establece que el castigo para aquellos que excedan los límites de velocidad varía según la gravedad de la infracción, pudiendo llegar a la incautación temporal o incluso a la pérdida total del vehículo.

El sistema clasifica las infracciones en tres niveles, según la velocidad a la que se desplaza el vehículo y si circula por autopistas urbanas o interurbanas. En el primer nivel, se imponen multas monetarias para quienes superan ligeramente los límites de velocidad.

En los niveles dos y tres, se establece la incautación temporal o definitiva del vehículo, dependiendo de cuántos kilómetros por hora se sobrepase la velocidad máxima permitida. Por ejemplo, en el segundo nivel, el vehículo será confiscado durante 14 días si se sorprende transitando a una velocidad excesiva en carreteras urbanas o interurbanas.

En el tercer nivel, el conductor perderá su automóvil si se le sorprende desplazándose a velocidades significativamente altas por encima de los límites permitidos.

Según las autoridades austriacas, esta nueva normativa se traducirá en un aumento de más de 400 vehículos incautados al año, que serán subastados posteriormente. Del dinero recaudado, el 70% se destinará al Consejo Austriaco de Seguridad Vial y el 30% restante a la administración local, para cubrir los costos judiciales.

Además de las incautaciones, las multas oscilan entre 500 y 7.500 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. Esta medida forma parte de una tendencia europea hacia leyes más estrictas para los conductores, con la posibilidad de que la retirada del carnet de conducir sea efectiva en todo el conglomerado, no solo en el país donde se cometió la infracción.