domingo 19 de mayo 2024
Internacional

Fuertes lluvias en el sureste de Brasil causan la muerte de al menos 12 personas

Fuertes lluvias en el sureste de Brasil causan la muerte de al menos 12 personas
Por Sala de redacción
marzo 23, 2024 - 21:27

Al menos doce personas han perdido la vida a causa de deslizamientos de tierra y torrenciales lluvias en los estados de Río de Janeiro y Espíritu Santo, en el sureste de Brasil, según informaron fuentes oficiales este sábado.

Las tormentas se desataron durante la noche del viernes y golpearon varias áreas del sureste del país, especialmente la región serrana ubicada a unos 100 kilómetros de la ciudad de Río de Janeiro.

En esta zona montañosa, cinco de las muertes registradas en las últimas 24 horas fueron provocadas por deslizamientos de tierra, mientras que otras tres ocurrieron en diferentes áreas de Río de Janeiro, según las autoridades locales.

Además, en Espíritu Santo, donde las lluvias también comenzaron la noche del viernes y continuaron durante todo el día, cuatro personas perdieron la vida.

La situación más crítica se ha reportado en Petrópolis, una de las principales ciudades de la sierra fluminense, donde varias viviendas quedaron prácticamente sepultadas bajo un cerro que se desprendió debido a las fuertes lluvias.

Las autoridades trabajan para limpiar el lodo que ha invadido las calles, y alrededor de 500 personas han sido evacuadas ante el riesgo de nuevos deslizamientos.

Una de las evacuadas, Adriana Correia de Almeida, relató a EFE que ella y su familia se trasladaron a casas de familiares, ya que su vivienda se encuentra junto a un terreno que podría ceder en cualquier momento, según las autoridades.

Todo el estado de Río de Janeiro ha sido declarado en «estado de alerta» debido a las intensas lluvias, y tanto los miembros del cuerpo de Bomberos como de Defensa Civil permanecen en estado de alerta, situación similar a la de Espíritu Santo.

El servicio meteorológico ha emitido advertencias de que las lluvias continuarán durante el fin de semana y podrían extenderse a otras áreas del sureste de Brasil, como los estados de São Paulo y Minas Gerais, que también han sido afectados por fuertes precipitaciones desde el viernes.