martes 28 de mayo 2024
Internacional

Nuevo video refuerza la pista del grupo Estado Islámico (EI) en el atentado de Moscú

Nuevo video refuerza la pista del grupo Estado Islámico (EI) en el atentado de Moscú
Por Sala de redacción
marzo 24, 2024 - 12:12

El crudo atentado en Moscú quedó documentado en un video perturbador, presumiblemente filmado por uno de los perpetradores. Durante un minuto y 31 segundos, se observan primeros planos de tres terroristas, cuyos rostros aparecen borrosos. Uno de ellos efectuó al menos 10 disparos. Luego, cinco personas yacen en el suelo en lo que parece ser la planta baja de la sala de conciertos Crocus City Hall, en las afueras de Moscú.

En un momento desgarrador, uno de los terroristas se acerca a un hombre inmóvil en el suelo y le cercena el cuello con un cuchillo. Estas impactantes imágenes surgieron en una cuenta de Telegram atribuida a Amaq, el brazo de comunicaciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La vestimenta de dos de los asaltantes coincide con la de los hombres detenidos por el FSB, según informa la web rusa «Important Stories». Además, se observa un fusil de asalto del mismo color que el presentado por los investigadores como prueba.

A pesar de estas evidencias, las autoridades rusas han evitado mencionar públicamente la posibilidad de un ataque del Estado Islámico, prefiriendo centrar la atención en Ucrania. Putin afirmó que los atacantes intentaron huir a Ucrania antes de ser capturados, lo que provocó una fuerte reacción de Volodymyr Zelensky, acusando a Rusia de querer desviar la culpa hacia su país, calificando este intento de distracción como «totalmente previsible».

El ataque, atribuido al EI, dejó al menos 133 muertos la noche del viernes, considerado el ataque más mortífero del grupo yihadista en suelo europeo. El domingo 24 de marzo, Rusia guardó un día de luto nacional en memoria de las víctimas. Según el Kremlin, 11 personas fueron detenidas, incluidos los cuatro presuntos autores del ataque. Moscú afirma que los sospechosos se dirigían a Ucrania, aunque Kiev niega cualquier implicación en los hechos.