domingo 19 de mayo 2024
Internacional

Biden planea aumentar significativamente los aranceles al acero y al aluminio de China

Biden planea aumentar significativamente los aranceles al acero y al aluminio de China
Por Sala de redacción
abril 17, 2024 - 18:30

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, tiene la intención de anunciar un fuerte aumento en los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio desde China como parte de las medidas para proteger la industria del país, según informes de la prensa estadounidense.

El anuncio de los planes de Biden para elevar los aranceles al acero y al aluminio procedentes de China hasta el 25% desde el actual 7,5% se realizará durante su visita a la sede del sindicato United Steelworkers en Pittsburgh, como parte de una gira de tres días por Pennsylvania, según informan CNN y CNBC.

El presidente de EE.UU. también resaltará los esfuerzos del Departamento de Comercio para combatir los intentos de China de inundar el mercado con productos baratos mediante la aplicación de medidas antidumping y compensatorios.

«Lael Brainard, directora del Consejo Económico Nacional, señaló: «El presidente entiende que debemos invertir en la industria manufacturera estadounidense, pero también tenemos que proteger esas inversiones y a esos trabajadores de exportaciones injustas asociadas con el exceso de capacidad industrial de China».

La propuesta de Biden incluye elevar al 25% los aranceles de la denominada Sección 301 sobre una amplia gama de acero y aluminio chinos, que actualmente están gravados entre el 0% y el 7,5%. Sin embargo, no habría cambios en las tasas sobre los productos actualmente sujetos a aranceles del 25%.

La decisión final recaería en la Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y no se espera que se produzca antes de que concluya la revisión en curso de los aranceles de la Sección 301, según un funcionario que habló bajo condición de anonimato a Bloomberg.

La visita de Biden a Pennsylvania se produce después de su oposición pública a la adquisición por parte de la japonesa Nippon Steel de US Steel por 14.000 millones de dólares (13.179 millones de euros). Aunque la compra fue aprobada por los accionistas de la siderúrgica estadounidense, aún necesita la aprobación del Departamento de Justicia y del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos.