martes 28 de mayo 2024
Internacional

Reforma migratoria en la UE: Medidas para reducir la inmigración

Reforma migratoria en la UE: Medidas para reducir la inmigración
Por Sala de redacción
mayo 14, 2024 - 21:20

Tras una década de negociaciones, los 27 Estados miembros de la Unión Europea han finalizado un paquete legislativo destinado a endurecer los procedimientos de asilo en la región. Este pacto migratorio, compuesto por diez leyes, tiene como objetivo principal reducir el número de nuevas llegadas, agilizar los procesos de asilo y trasladarlos a las fronteras exteriores.

Según Eurostat, el número de solicitudes de asilo ascendió a 1,14 millones el año pasado, marcando un aumento constante durante los últimos cuatro años. Además, desde 2022, aproximadamente cuatro millones de refugiados de guerra provenientes de Ucrania han sido acogidos en la UE.

El nuevo sistema establece que los solicitantes de asilo y refugiados deben ser identificados claramente a su llegada en un plazo máximo de 7 días y registrados en el sistema biométrico «Eurodac”. Aquellos provenientes de países con una tasa de aceptación inferior al 20% permanecerán hasta doce semanas en campos fronterizos para decidir su situación. Mientras tanto, los migrantes de países con una mayor tasa pasarán por el proceso normal de asilo, que ahora se espera sea más rápido.

Además, se implementará un mecanismo de solidaridad obligatoria dentro de la Unión, donde los Estados de primera acogida podrán transferir solicitantes de asilo reconocidos a otros países miembros. Aquellos que no estén dispuestos a recibir inmigrantes deberán proporcionar una compensación o enviar personal y equipos a los Estados receptores iniciales.

El pacto también busca eliminar los «factores de atracción” que hacen que ciertos países europeos sean destinos preferidos para los solicitantes de asilo, promoviendo una distribución más equitativa en toda la UE.

Para facilitar las deportaciones, se buscarán acuerdos con terceros países, como el alcanzado con Túnez, donde a cambio de ayuda económica, este país acepta recibir de vuelta a sus ciudadanos. Sin embargo, persisten desafíos, como las muertes en el Mediterráneo y la prevención del «turismo de asilo”.

La implementación de estas medidas llevará hasta dos años, durante los cuales se evaluará si realmente se logra reducir el número de solicitantes de asilo y si los Estados miembros cumplen con sus nuevas obligaciones.