viernes 24 de mayo 2024
Internacional

Macron Declara Estado de Emergencia en Nueva Caledonia tras Días de Violencia

Macron Declara Estado de Emergencia en Nueva Caledonia tras Días de Violencia
Por Sala de redacción
mayo 15, 2024 - 14:20

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha declarado el estado de emergencia en Nueva Caledonia después de que el territorio autónomo del Pacífico sufriera una segunda jornada de revueltas, resultando en tres muertes y graves heridas a un gendarme. La decisión fue tomada tras una reunión urgente del Consejo de Defensa, con el objetivo de restaurar la calma en un territorio sumido en el caos debido a la adopción de una reforma constitucional para modificar su censo electoral, medida que ha sido rechazada por los independentistas locales.

Macron enfatizó que «toda violencia es intolerable» y anunció una respuesta «implacable» para restaurar el orden. El presidente llamó a retomar el diálogo político y solicitó al primer ministro, Gabriel Attal, que convoque a las diferentes fuerzas políticas del archipiélago en París. El estado de emergencia otorga a las fuerzas del orden una mayor capacidad de intervención, incluida la prohibición de reuniones y manifestaciones, así como la imposición de toques de queda.

La reforma constitucional en discusión, que abriría el censo electoral congelado desde 1998, generó protestas en Nueva Caledonia. Macron aplazó la promulgación de la reforma para permitir un nuevo diálogo y reducir la tensión en el archipiélago. La oposición de izquierda ha rechazado la respuesta de mano dura del primer ministro y exige la retirada de la reforma constitucional.

Nueva Caledonia, situada a 17.000 kilómetros de la metrópoli francesa, ha celebrado tres referéndums de autodeterminación, todos con derrotas para los independentistas. La reforma del censo electoral ha generado un amplio rechazo local y desencadenó una ola de violencia en la región. El alto comisionado en el territorio describió la situación como «insurreccional», con cientos de arrestos y la suspensión del tráfico aéreo. Los disturbios continúan en Nueva Caledonia, a pesar del toque de queda decretado por las autoridades.