viernes 24 de mayo 2024
Internacional Tendencias

Miles de personas asisten al funeral de Navalny en Moscú, desafiando las advertencias del régimen de Putin.

Miles de personas asisten al funeral de Navalny en Moscú, desafiando las advertencias del régimen de Putin.
Por Sala de redacción
marzo 1, 2024 - 13:51

El líder opositor, Alexéi Navalny, fue enterrado este viernes en el cementerio Borísovo de Moscú, luego de fallecer hace dos semanas en circunstancias no esclarecidas en una prisión ártica. El féretro llegó al camposanto desde una iglesia en el sureste de la capital rusa, donde se llevó a cabo el velatorio.

Durante la ceremonia fúnebre, sonaba la canción “My Way” de Frank Sinatra, una de las favoritas de Navalny, según destacaron sus aliados en una transmisión en directo desde el lugar.

La despedida de Navalny atrajo a políticos, diplomáticos y seguidores, incluidos Yevgueni Roizman, exalcalde de Yekaterimburgo, y varios embajadores extranjeros. Boris Nadezhdin, aspirante a la Presidencia rusa, también se hizo presente.

A pesar del gran despliegue policial y las estrictas medidas de seguridad en el barrio de Mariino, donde se realizó el funeral, miles de seguidores esperaron pacientemente la llegada del féretro. Durante el velatorio, se escucharon cánticos en honor a Navalny y llamados a la paz.

El Kremlin advirtió sobre posibles castigos para quienes participaran en manifestaciones no autorizadas durante los funerales de Navalny. Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, destacó la importancia de cumplir con la ley y señaló que quienes incumplieran enfrentarían consecuencias legales.

La muerte de Navalny, luego de sobrevivir a un envenenamiento atribuido a las autoridades rusas, ha generado controversia y acusaciones directas hacia el presidente Vladímir Putin por parte de sus allegados y correligionarios, quienes consideran su fallecimiento como un “asesinato”. Navalny, galardonado en 2021 con el premio Sajarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo, regresó a Rusia en 2022 y fue detenido y condenado a nueve años de cárcel por “fraude y desacato a tribunales rusos”.