viernes 24 de mayo 2024
Internacional

Tormenta Solar Severa Amenaza a la Tierra

Tormenta Solar Severa Amenaza a la Tierra
Por Sala de redacción
mayo 10, 2024 - 11:30

Con cinco eyecciones coronales en ruta hacia nuestro planeta, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha emitido una alarmante advertencia sobre una tormenta geomagnética de grado 4 (G4), anticipando posibles perturbaciones tecnológicas y la presencia de auroras inusuales.

El Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA ha emitido esta alerta de tormenta geomagnética severa (G4), marcando la cuarta categoría en términos de intensidad. Este pronóstico surge tras la observación de al menos cinco eyecciones de masa coronal (CME) dirigidas hacia la Tierra.

Se estima que estos fenómenos espaciales alcanzarán nuestro planeta cerca del mediodía de este viernes 10 de mayo y podrían extenderse hasta el domingo 12 de mayo, prometiendo un fin de semana de intensa actividad solar y posibles desafíos para nuestra infraestructura tecnológica.

Según la NOAA, la fuente de estas CME es una región solar enorme y magnéticamente compleja conocida como región 3664 de la NOAA, abarcando un área impresionante que equivale a 16 veces el diámetro de la Tierra.

El potencial impacto de estas perturbaciones geomagnéticas en el campo magnético y la infraestructura tecnológica de la Tierra es considerable. Se prevé que las CME puedan causar irregularidades en el sistema eléctrico, afectar la orientación de los satélites de órbita terrestre baja, interrumpir la navegación por satélite (GPS) y provocar comunicaciones intermitentes por radio de alta frecuencia (HF). Además, la NOAA advierte que la aurora boreal podría ser visible tan al sur como Iowa y Oregón.

Este evento es considerado raro dentro del ciclo solar actual. Desde el inicio del ciclo solar en diciembre de 2019, solo se han registrado tres tormentas geomagnéticas severas. La última tormenta G4 ocurrió el 23 de marzo de 2024, mientras que el último evento de categoría G5, conocido como la tormenta de Halloween, tuvo lugar en octubre de 2003, causando cortes de energía y daños en transformadores a nivel mundial.

Ante la inminente llegada de las CME, la NOAA insta a científicos, agencias gubernamentales y al público en general a mantenerse informados y preparar planes de contingencia para mitigar los riesgos asociados con las tormentas geomagnéticas severas. El Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA continuará monitoreando de cerca la situación y proporcionará actualizaciones a medida que el evento se desarrolle.