domingo 16 de junio 2024
Internacional

Huertos Comunitarios Hacen Frente a Economía Argentina

Huertos Comunitarios Hacen Frente a Economía Argentina
Por Sala de redacción
junio 9, 2024 - 09:00

En medio de la crisis económica en Argentina, el comedor Madres del Arroyo en Villa Domínico, un suburbio al sur de Buenos Aires, se ha convertido en un símbolo de resiliencia y auto-suficiencia comunitaria. Desde 1989, ha proporcionado sustento a numerosas familias, pero la situación actual es la más grave que han enfrentado.

Desafíos Actuales

María Luisa Rodríguez, fundadora del comedor, relata que la pandemia fue un periodo muy difícil, pero la situación actual es aún peor debido a los recortes de ayudas sociales y la falta de donaciones. La economía argentina, en deterioro desde hace al menos 12 años, se ha agravado en 2024 debido a las políticas de austeridad del presidente Javier Milei, quien implementó un severo ajuste del gasto público, incluyendo una reducción del 14% en la inversión estatal en ayudas alimentarias.

Respuesta Comunitaria: Autogestión

Frente a la falta de apoyo estatal y la disminución de donaciones, el comedor Madres del Arroyo ha iniciado un proyecto autogestionado. Con la colaboración de las fundaciones Gracias y Tablero de Oportunidades, y la participación de vecinos y voluntarios, inauguraron una huerta en mayo de este año. Esta huerta, ubicada en el jardín de 130 metros cuadrados del comedor, ya está produciendo cebollas, acelgas, espinacas, puerros, lechugas y habas.

Implementación de la Huerta

El proceso de implementación incluyó la instalación de una tubería para llevar agua al jardín, el diseño de un sistema de riego por goteo y la capacitación de los voluntarios en el cuidado de los cultivos. Este proyecto no solo provee alimentos frescos al comedor, sino que también fomenta la colaboración comunitaria y la auto-suficiencia.

El Contexto de Villa Domínico

El barrio El Arroyo, donde se encuentra el comedor, consiste en apenas dos manzanas y media, con casas modestas y una historia de ocupación por familias necesitadas. Aquí, el comedor ha evolucionado de un centro comunitario enfocado en la educación y apoyo social a un comedor que atiende a 170 familias diariamente, proporcionando almuerzo los miércoles y viernes.

Impacto de la Crisis Económica

Los indicadores económicos reflejan la severidad de la crisis. En abril, la industria y la construcción se contrajeron significativamente, y los salarios perdieron un 25% de su poder adquisitivo en los primeros seis meses del gobierno de Milei. En este contexto, el gobierno interrumpió la entrega de alimentos a los comedores populares, alegando corrupción en las organizaciones sociales que administraban la asistencia. Sin embargo, un escándalo reveló que 5000 toneladas de alimentos comprados durante la administración anterior estaban almacenados y no distribuidos, lo que llevó a su eventual distribución por el Ejército.

La Importancia de la Colaboración Comunitaria

Manuela Luriaud, responsable de Proyectos Sociales en la Fundación Gracias, subraya que la iniciativa en el comedor Madres del Arroyo no solo mejora la disponibilidad de alimentos, sino que también promueve la colaboración comunitaria. La visión es lograr que el comedor sea lo más autosuficiente posible, reduciendo su dependencia de la asistencia estatal.

El comedor Madres del Arroyo representa una respuesta resiliente y comunitaria a la crisis económica en Argentina. A través de la autogestión y la colaboración, este comedor no solo provee alimentos a las familias necesitadas, sino que también fortalece la cohesión y la auto-suficiencia comunitaria, ofreciendo un modelo de sostenibilidad en tiempos de dificultades extremas.