domingo 16 de junio 2024
Nacional

Proyecto de Ley Permitiría a Mascotas Acompañar a Pacientes Terminales y Graves

Proyecto de Ley Permitiría a Mascotas Acompañar a Pacientes Terminales y Graves
Por Sala de redacción
junio 6, 2024 - 12:05

El senador Karim Bianchi ha propuesto un proyecto de ley que busca garantizar el acompañamiento de mascotas o familiares cercanos a pacientes hospitalizados, siempre y cuando no representen un riesgo para la salud del enfermo.

El proyecto de ley presentado por Bianchi tiene como objetivo reconocer el papel fundamental que las mascotas juegan en el núcleo familiar y su impacto positivo en el bienestar de sus dueños. Esta iniciativa permitiría que los animales acompañen a sus dueños en casos de enfermedades terminales, asegurando su presencia en los recintos médicos.

Explicando su propuesta, el senador Bianchi señaló: «Sabemos que el vínculo entre el humano y un animal tiene un impacto directo en las necesidades físicas y psíquicas de niños y adultos». Subrayó la importancia de que quienes padecen enfermedades terminales puedan recibir el cariño de sus mascotas.

«Las mascotas también pueden disminuir el estrés, mejorar la salud del corazón e incluso ayudar a los niños con sus habilidades emocionales y sociales, porque son embajadores de un amor sano y una lealtad incondicional», añadió Bianchi.

El proyecto de ley enfatiza la necesidad de mantener la conexión entre los pacientes internados y sus mascotas, basada en el amor y el apoyo emocional que brindan los animales.

Bianchi citó diversas publicaciones científicas que respaldan los beneficios de la Terapia Asistida por Animales (TAA), una práctica que ha demostrado ser eficaz en diferentes instituciones de salud a nivel mundial.

Si el proyecto es aprobado por el Congreso, se implementarán revisiones en los reglamentos internos de los hospitales para permitir la presencia de mascotas o familiares cercanos, como padres, madres, hijos o cónyuges, junto a los pacientes graves o terminales.

Sin embargo, la condición es que la presencia del animal no represente un riesgo para la salud del paciente, asegurando así un entorno seguro para todos los involucrados.